Falleció el legendario Víctor Davalillo

Víctor Davalillo debutó como relevista 17 de octubre de 1957, a partir de entonces cultivó una victoriosa carrera que deja en su haber una impresionante marca.


El legendario Víctor Davalillo, una gloria del deporte nacional, falleció este miércoles en Caracas, a los 84 años de edad, confirmaron varias fuentes.

El jardinero y toletero zurdo es considerado como el bateador más completo en la historia de la Liga Venezolana de Beisbol Profesional (LVBP), tras coleccionar cuatro títulos de bateo y 1.505 hits, cifra tope de todos los tiempos, durante 30 temporadas, pese a haber firmado como lanzador con los Leones del Caracas a finales de septiembre de 1957.

“Cuando me inicié en la LVBP participaban muchos peloteros cubanos, norteamericanos y criollos de reconocida trayectoria. Los novatos teníamos que esperar hasta para poder tomar un turno al bate en las prácticas. Ningún club se esmeraba en desarrollar jugadores venezolanos como ahora”, contó Davalillo en el libro Vitico Al Bate (Colección Patrimonio, Banesco, 2019), escrito por Javier González y Carlos Figueroa Ruiz.

Su debut se produjo como relevista el jueves 17 de octubre de 1957, contra los Licoreros del Pampero, en un juego celebrado en el Estadio de la UCV. Durante la parte baja del séptimo inning fue llamado por el mánager Alfonso “Chico” Carrasquel para tomar el lugar de José Luis Vásquez. Le tocó medirse contra Luis “Camaleón” García, uno de los toleteros más peligrosos de la liga, que como Vitico eventualmente serían entronizados al Salón de la Fama del Beisbol Venezolano. García falló con elevado al jardín derecho.

El novato dominó a los siguientes seis rivales a los que se enfrentó hasta que, en el noveno episodio, Aquiles Gómez le conectó jonrón y Aureliano Patiño lo castigó con doble impulsor que completó un rally de tres carreras, para dejar el partido 9-3 a favor del Pampero.

Más tarde, el 29 de octubre de 1957, contra los Industriales de Valencia en el Universitario, Vitico sacudió el primero de 1.505 hits. Una vez más fue usado como taponero, como reemplazo de Manuel Fernández, y completó 5.2 buenas entradas. Falló en sus dos primeros turnos, pero en su tercera visita al home plate, en el cierre del sexto, soltó línea imparable al jardín central, ante un envío de John “Red” Murf, un tirador con experiencia en las Grandes Ligas. Comenzaba así a fraguarse su leyenda.

Vitico, que nació en Cabimas, estado Zulia, el domingo 30 de julio de 1939, terminó su carrera en la LVBP con .325 de promedio, el más elevado de la historia entre los peloteros con al menos 2.000 turnos consumidos. Mientras que como pitcher dejó balance de 14-13 y 3.53 de efectividad. Su tope en una temporada fue de 10-4, con un excelente promedio de carreras limpias de 2.46, en la campaña 1961-1962. Además, ganó seis títulos con el Caracas.

Con Información de la LVBP.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *